El espejo en el que quiero mirarme

El espejo en el que quiero mirarme… autoestima

Todos y todas queremos mirarnos en un espejo que refleje aquello que secretamente guardamos, sin embargo, las falsas creencias tienen un peso importante, un estatus de años que han ido formando la identidad o ideas no siempre acertadas sobre nosotros mismos.
Todo lo que creemos, lo terminamos creando.

La auto estima y la confianza son dos valores que generalmente pierden puntos dependiendo del momento en que te encuentres de tu vida, en gran medida de la percepción que tengas del mundo y el entorno que te rodea.
Cuando la autoestima es muy baja, no se es conscientes de las oportunidades que se pierden de tener una vida más plena y satisfactoria ya que nos privamos de mostrarnos al mundo tal cual somos. Y, con ello, conocer registros de nuestra persona potencialmente interesante que, de alimentarlos, produciría más felicidad. No existe ninguna clave que garantice la felicidad, ¡no existe!, esa clave eres ¡tú! tu actitud ante las cartas que te presenta la vida.

Diferencia entre auto concepto y autoestima

El auto concepto es la opinión que una persona tiene sobre sí misma, va asociado a un juicio de valor. Carl Roger, un psico humanista, decía que las personas teníamos tres registros:
  • Identidad: es la imagen que cada uno tiene sobre sí mismo.
  • Personalidad: conjunto de rasgos y cualidades que configuran la manera de ser de una persona y la diferencian de las demás.
  • Me gustaría ser: ese yo ideal, lo que realmente te gustaría ser.Todo esto condicionado por falsas creencias y baja autoestima.
Auto estima son aquellos sentimientos favorables o desfavorables que sentimos según sea la valoración sobre nuestras características personales. En definitiva… La baja autoestima es una declaración de guerra contra ti mismo…
Creerse menos que los demás, es definitivamente serlo. La baja autoestima solo se basa en las carencias, es decir, solo se basa en la mitad de lo que eres. Está enmascarada bajo el manto de la humildad. Quien se cree menos, hace menos y logra menos.
Cuando tu autoestima depende de la opinión que otros tienen de ti, no la llames autoestima, llámala montaña rusa.
Ahora bien, hoy solo nos enfocaremos en dos puntos que vienen a resumir todo lo que se conoce por la baja auto estima. Nadie en absoluto quiere tener una baja autoestima!, otra cuestión es, que la reconozcan o quieran buscar ayuda o herramientas que favorezca la confianza en ellos mismos.

¿Qué parte de ti es elegida y que otra es impuesta por la cultura o la familia?

Al crecer, aprendimos estas creencias de nuestros padres, profesores y compañeros, así como de otras figuras de autoridad, y también las pudimos haber absorbido desde el condicionamiento de los medios de comunicación: televisión y películas, letras de canciones, y así sucesivamente.
Quien no ha escuchado alguna vez:
“los hombres no lloran», «las niñas lindas no se enfadan» o tal vez, con el tiempo aprendido: «es arriesgado confiar en la gente», «es difícil estar solo”… La lista es interminable.Todo esto viene por…
Las falsas creencias más poderosas son aquellas que hemos adoptado como resultado de algunas experiencias dolorosas. Incluso si fueron ciertas entonces, tales creencias son falsas en el presente, ya que nuestra situación es diferente, ahora tenemos la capacidad de elegir. La vida en general, es el resultado de todas las decisiones que tomas. Sin embargo, recuerda que si lo haces de la forma adecuada, tendrás nuevas opciones, oportunidades y posibilidades que te acercarán a lograr lo que deseas.
 
La importancia de…
El poder de la decisión. Me quiero/me acepto. Soy exactamente lo que quiero ser
Nada de esto es fácil, no nos engañemos, pero no es imposible. Todo proceso de transformación requiere un gran esfuerzo y trabajo. ¿Cuántas veces has tenido que decidir para alcanzar tus objetivos?, ¿cuántas veces tuviste que tomar decisiones vitales?, ¿cuántas veces te has encontrado en el dilema… ¿qué será mejor? ¿Y si me equivoco, perderé todo? ¿Podré levantarme? ¿Y mi familia, y mis compromisos y las facturas?…
Uff…. Me cansé… mejor observamos y luego decidimos…
Seamos nuestros propios observadores, salgamos de la emoción que nos produce todas esas cuestiones y analicemos desde fuera, esa actitud favorece los resultados.
  • Para salir de un estado de baja autoestima, una de las vías es la observación.
  • Nos empoderamos cuando fijamos nuestra atención en buscar información opuesta a nuestras creencias, hablar con expertos y retarnos a ser uno de ellos.
  • Tomar decisiones inteligentes requiere tiempo. Hay que ver los pros y contras para elegir mejor.
  • No se debe elegir por vanidad o por tener popularidad. Debe ser desde la comprensión de la situación con opiniones y discrepancias analizando las alternativas.
En cualquier lugar, momento y espacio, puede estar esa llave que abre la puerta que tanto hemos deseado, por lo tanto, sólo tienes que darte permiso para empezar a transitar ese nuevo pasillo… ¡atrévete!
Un libro, una persona que se siente a tu lado, una puerta que se abre, y de repente, algo nuevo empieza a suceder…
Y, a ti, ¿qué te define?
La actitud tanto positiva como negativa trae consigo un pago sí o sí; depende de lo que estés dispuesto a pagar elegirás una u otra factura.
Una actitud positiva
Soy consciente de lo difícil que resulta mantener la calma en situaciones límites o no tan limite, basta con vivir una historia personal donde las pérdidas son grandes titulares, con lo cual, es complicado optar por el lado bueno de las cosas salvo que, tu autoestima o visión de las circunstancias se declinen al lado optimista.
Es esencial para la salud, tanto física como mental, sentirse bien, feliz con uno mismo, con lo que se tiene y con las personas que día a día colman de cariño y amor nuestra vida.
Debemos desarrollar claves y herramientas que nos ayuden a paliar los acontecimientos y experiencias poco gratas. Para ello, tirar de algunos hábitos ayuda mucho.
Por ejemplo: 
Una posibilidad para todo. Ver la parte positiva de cada situación, enfocarse en lo bueno de las cosas o intentarlo es toda una filosofía de vida que nos ayudará a ser cada día mejor persona y a sentirnos a gusto con nosotros mismos y, por tanto, con la vida.
Dar gracias. Sea la situación que sea la que estés viviendo, enfócate en lo que tienes, y agradécelo, pero con palabras, cada día y en voz alta. Así sentirás una gran alegría, te concentrarás en lo bueno de la vida y te darás cuenta de lo afortunado que eres.
Sonríe. Aunque no tengas ganas, esfuérzate por sonreír siempre que puedas. Es un gesto aparentemente insignificante pero te colmará de bienestar, por eso, es una de las claves más usadas para desarrollar el pensamiento positivo.
Dejar ir. El tiempo pasa y hay personas que se van, sentimientos que mueren, objetos que pierden valor…, ante esto, lo mejor es aceptar el paso del tiempo y la marcha o pérdida. Es doloroso, pero aceptando las cosas tal y como vienen, aprenderás a vivir el momento, el presente y tu vida se llenará de personas, sentimientos y objetos nuevos adaptados al momento. Tienes que dejar ir para hacer hueco a lo nuevo.
Comparte. Más allá de la rutina del trabajo, casa y obligaciones, comparte con tus amigos, familiares, pareja, con las personas que te quieren. Relaciónate, sonríe y vive experiencias nuevas junto a tus seres queridos. Esto te hará aumentar tu estado de bienestar y de felicidad y a desarrollar un pensamiento más positivo.
¿Qué quieres en tu vida? ¡Ve a por ello!
Hay momentos en que nos levantamos empoderad@s y motivad@s porque algo, alguien o unas circunstancias cualesquiera, nos recordó nuestra fuerza interior. Y por una fracción de segundos, confiamos en lo que somos capaces de hacer cuando nos elegimos y amamos…
Pero recuerda que lo más valioso de las caídas no son las caídas en sí, sino las veces que somos capaces de levantarnos…
Es tremendamente difícil nacer, una posibilidad entre millones, si sabes lo complejo que es nacer, ¿qué haces enfocándote en aquello que crees que es la mayor tragedia de tu vida?
Todos queremos ser felices, tener éxito, vivir sin problemas pragmáticos que nos resta tranquilidad, por otra parte, somos incapaces de levantar el trasero de donde estamos para ir a por ese “estoy fenomenal”, sabes por qué, porque el estoy bien, se ha alojado en nuestras vidas haciéndonos creer que no merecemos más y, ¡no es cierto!.
Hemos nacido para ser felices, nadie dijo que fuera fácil, de hecho, ¡no lo es!, cada día al abrir los ojos nos preguntamos cómo carajo acabaremos el día de hoy y muchos, no lo acaban…Entonces.., ¿qué haces quejándote? Mientras lamentas lo que está pasando en tu vida, otros aprovecharan la oportunidad que tu no ves.
Ejercicio mental toca narices
Piensa por un momento que todo cuanto ves de negativo en tu vida, incluidas las personas, no son tus enemigos, no es malo, todo lo contrario, son maestros que están ahí para darte un tirón de orejas y espabilarte, si, ¡espabilarte! Porque solo cuando nos ocurre alguna tragedia o al menos, esa es la emoción que se aloja en nosotros, es cuando único tomamos conciencia del por qué ha ocurrido lo que ha ocurrido y decidimos cambiar.
La baja autoestima es solo una falsa creencia alojada como producto de algo mal aprendido. ¿Quién está en posesión de la verdad?, ¡¡¡nadie!!! Pero… duda alguna vez de la tuya.
La vida esta llega de personas y cosas con formas y colores aptas para cada uno de nosotros, ¡es imposible, gracias a dios! Que todos estemos cortados por el mismo patrón, debemos aprender, a valorar y a amar la diferencia porque solo ahí está el verdadero significado del por qué suceden las cosas y el valor de las mismas. Es la experiencias de vida.
Sé que es tremendamente complejo, como todo lo que he expresado hoy aquí, pero les aseguro por experiencia propia que el día que te eliges, ¡ya nada te para!…Cuando tengan dudas si lo que piensan es verdad o no, hagan el siguiente ejercicio:
  • Poner en tela de juicio vuestras creencias, verdad, sentimiento, pero solo, cuando os genera sufrimiento… y después, cojan valor y ¡elíjanse! opten por la carretera del medio si fuera necesario y busquen ese lugar en el mundo, un espacio o vida donde sentirse feliz con su historia personal.
El mundo, los seres humanos debemos ser una especie de arca de Noé, escuchar lo distinto, aprender de ello, acercarnos y como un espejo ver lo que suma o resta.Vivimos en una capsula de conformismo brutal. Un porcentaje elevado del planeta está insatisfecho con sus vida, se conforma con un “estoy bien” pudiendo ir a por “¡estoy magníficamente!” tan solo es una cuestión de preguntarse:
¿Y si estuviera equivocado, y hubiera algo más ahí fuera esperando por mí?…
 
Los tres pilares de la autoestima
Enfoque y realidad
Es necesario tener una visión clara y atractiva de lo que quieres. Si algo de ti no te gusta, está claro que es tu enfoque, no tu realidad. Es ahí donde se te va la energía que necesitas para el cambio. Tienes que estar enfocada en lo que quieres, ¡no! En lo que no te gusta.
Tienes que conseguir ser el mejor.
Una vez que tengas claro lo que quieres y sin fuga de energía que necesitas para el cambio, debes buscar las mejores herramientas, mapa, mentor, lo que haga falta para lograr tu objetivo. Fíjate en las personas de éxitos, ellas son un referente, pueden ayudarte y darte pista de cómo lograrlo. Pero eso sí, con tu estilo.
Conflictos internos, ¡¡¡ resuélvelos!!!
El 80% del éxito es psicología y el 20% es mecánica. Cuando avanzamos dos pasos y retrocedemos 3, cuando dices estoy totalmente comprometido con esto y no lo terminas, es porque somos experto en manejar el departamento de las excusas. Si tienes el enfoque claro, las herramientas y quieres tener éxito, sería bueno que resolvieras tus conflictos internos. El miedo al rechazo, al fracaso, a que no te amen y un largo etcétera, no debe ser tu compañero de viaje. Una vez que sepas cuál es tu conflicto, alinea lo que eres y lo que realmente valoras, una vez lo tengas, ¡¡actúa!!
Y entonces, nada te sacará del camino, y luego, querrás compartir con los demás las claves de tu éxito.
Reflexiona sobre ello…
  • Decide con claridad que quieres
  • Toma acción y haz que suceda
  • Ten en cuenta lo que funciona y lo que no funciona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *